El ejercicio físico puede ser un factor desencadenante de las Alergias Alimentarias
En algunos casos el ejercicio físico combinado con la ingesta de ciertos alimentos puede precipitar reacciones alérgicas severas.
IMPRIMIR
ENVIAR POR EMAIL
AGREGAR A MIS FAVORITOS
ARTICULOS MEJOR VOTADOS DE Noticias
  Se ha creado la Asociación Argentina de Alergia a Alimentos
(16 votos buenos)
  Segundo Encuentro del Foro de Pacientes con Alergia Alimentaria
(10 votos buenos)
  Video sobre el uso de Epipen
(6 votos buenos)
ARTICULOS MAS RECIENTES DE Noticias
  En Argentina se peticiona la inclusión en el PMO de las leches medicamentosas a través de una ley
(22/12/2013)
  Taller para Profesionales en Hospital Británico
(11/08/2013)
  El Foro de Alergia Alimentaria ya superó los 600 inscriptos
(05/08/2013)
ARTICULOS MAS LEIDOS DE Noticias
  Alergia por Proteínas de la Leche de Vaca. ¿Cuál es su evolución?
(23/07/2013)
  Esofagitis Eosinofílica por Alimentos
(01/08/2013)
  El Foro de Alergia Alimentaria ya superó los 600 inscriptos
(05/08/2013)
Noticias (07/09/2013)

La Alergia Alimentaria es una entidad compleja generada por una falta de tolerancia del sistema inmunológico que se encarga de nuestras defensas.

Pero además del sistema de defensas, que provoca la sensibilización a un alimento, también se debe considerar que otros factores intervienen en la provocación de todo el proceso. Las características químicas del alimento, la permeabilidad del intestino, la acidez del estómago y los gérmenes que tenemos en el intestino pueden ser factores que predisponen, pero también existen situaciones que podríamos llamar 'habituales' que pueden precipitar o bien ser la causa de que un alimento sea capaz de provocar alergia.

El ejercicio físico es un factor que puede precipitar una reacción alérgica severa cuando se combina con algunos alimentos a los que se es sensible. En estos casos el paciente puede consumir el alimento independientemente del ejercicio y no tener reacción. Lo mismo al revés, si el paciente no consume el alimento, pero hace ejercicio, no tendrá ninguna evidencia de alergia.

El ejercicio físico es una buena práctica en sí misma y no es la causa de agravamiento de todas las alergias alimentarias. Sin embargo existen ciertos síndromes bien caracterizados que relacionan al ejercicio con ciertas alergias alimentarias. El caso más paradigmático es el del síndrome trigo-ejercicio, relacionado con una hipersensibilidad característica a un componente de la gliadina, que es una proteína del trigo. Las causas no están bien establecidas, pero se supone que el ejercicio físico podría alterar parte del equilibrio inmunológico del individuo llevando a la expresión de sustancias que podrían precipitar las reacciones alérgicas.

La identificación del problema no es una tarea sencilla. Pero una vez realizada, evitar la combinación de ambos eventos (la alimentación con el alimento causal y el ejercicio) en forma simultánea es la solución. La recomendación actual es que debe existir una diferencia de 4 a 5 horas entre la ingesta del alimento y la realización del ejercicio. Sin embargo, es necesario que el paciente cuente consigo con la medicación de rescate necesaria en caso de algún accidente.

 

Martín Bozzola

 _______________________________________________________________________

Exercise can be a trigger for Food Allergies

 In some cases physical exercise combined with the intake of certain foods can precipitate severe allergic reactions.

Food Allergy is a complex entity generated by a lack of tolerance of the immune system that is responsible for our defenses. But besides the immune system that leading to sensitization to a specific food, you should also consider other factors involved in causing the clinical expression. The chemical characteristics of the food, the permeability of the intestine, stomach acidity and intestinal bacterial population could be predisposing factors, but there are situations that might call 'normal' that may precipitate or be the cause of food allergies.

Exercise is a factor that can precipitate a severe allergic reaction when combined with certain foods to which an individual is sensitized. In these cases the patient could consume the food that can provoke sensitization and having no reaction by exercise. The same in reverse, if the patient does not consume the food, but make exercise, have no evidence of allergy.

Physical exercise is good practice itself and is not the cause of worsening of all food allergies. However, there are certain well-characterized syndromes related to exercise and certain food allergies. The best example is the wheat - exercise syndrome. This is a hypersensitivity related to a component of gliadin which is a wheat protein. The causes are not well established, but it is assumed that physical exercise could alter immune balance in certain individuals leading to the expression of immunological substances that could precipitate allergic reactions.

Identifying the problem is not a simple task. But once done, avoid combining both events (taking the food and exercise) simultaneously is the solution. The current recommendation is that there should be an interval of 4-5 hours between food intake and exercise performance. However, it is necessary for the patient to recommend him the needed of rescue medication in case of an unexpected reaction.

 

Martin Bozzola

Alergialimentaria
SISTEMA DE CONTENIDOS DESARROLLADO POR CONNMED